• El consumidor americano percibe el Jamón Ibérico como un producto de lujo y solo destinado a consumidores de alto poder adquisitivo
Guijuelo, 9 diciembre de 2015.-
Castro y González ha comenzado su andadura en Estados Unidos al enviar su primer pedido de piezas, tras obtener toda la documentación necesaria para poder exportar este producto al país americano.
El primer envío ha sido de un lote de paletas y jamones dirigidos a un distribuidor local con presencia en todo el país a través de su plataforma online, con el objetivo principal de ir creando marca entre los más de 80.000 consumidores finales con los que cuenta.
La venta se va a realizar tanto de piezas enteras, como de loncheados y preparados para servir, dado el desconocimiento que todavía hay en Estados Unidos de la manera de cortar el producto.
En este sentido, Miguel Cascajosa, responsable de los mercados internacionales en Castro y González confirma que “el jamón ibérico es un producto desconocido en Estados Unidos y muy aspiracional. Nuestro público objetivo es el estadounidense con altos ingresos e interesado en probar nuevos productos gourmet de calidad”
Castro y González ha elegido el canal on line para iniciar sus ventas en Estados Unidos porque, tal y como han explicado desde la empresa “nuestra estrategia es ir penetrando en el mercado con las piezas que tenemos ya homologadas y preparar el terreno para los crecimientos que tenemos planificados de jamones y paletas, y que irán dirigidos al canal de la restauración, principal objetivo de Castro y González en todos los mercados”.
Objetivo para próximos envíos:
El objetivo para los próximos envíos es, según el responsable de exportación, ofrecer el producto de Castro y González en sus tres principales formatos, es decir, con hueso para aquellos clientes americanos que ya tengan práctica con el corte a cuchillo, o que quieran incluirlo en un evento; producto deshuesado y, por supuesto, el producto loncheado, fácil de conservar, preparar y tomar por parte de cualquier consumidor.
Según Cascajosa “queda mucho trabajo todavía por hacer en el mercado americano y son muy pocos los productores que están vendiendo actualmente en Estados Unidos. No es un mercado fácil por el desconocimiento sobre el producto y la exigencia del consumidor americano pero es un mercado totalmente virgen”. “En Castro y González –continúa Miguel Cascajosa -trabajamos para garantizar la máxima calidad de nuestros productos y ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes, pilares básicos para conquistar cualquier mercado y, sobre todo, el estadounidense.”
En este sentido, Miguel González, gerente de la firma, reconoce que “el cliente americano es muy exigente y tenemos que trabajar adecuadamente este mercado por parte de todos los productores y así conseguir que el Jamón Ibérico se consolide en Estados Unidos como uno de los productos estrella del sector gourmet”.

Sobre Castro y González:
Castro y González es una firma productora de Jamón Ibérico de Bellota, ubicada en la localidad salmantina de Guijuelo y con más de 100 años de tradición productora. Desde 1910 han pasado cuatro generaciones, que se han dedicado a la crianza tradicional de cerdo ibérico y de bellota, gracias a las dehesas de las que disponen. Castro y González cuenta con tierras en Salamanca, la Sierra Norte de Sevilla y en Extremadura donde pueden criar sus ejemplares de ibéricos de bellota y proporcionarles alimento y espacio suficiente para obtener piezas de insuperable calidad.