Castro y González ha confiado el diseño del stand que presentará en Alimentaria 2014 al afamado estudio de diseño y arquitectura valenciano Cul de Sac.

En esta primera incursión en la feria más importante del panorama nacional para el sector alimentario, Cul de Sac ha propuesto un espacio donde predomina la imagen de la nueva marca, como eje principal.

Otro aspecto que se ha querido remarcar en el diseño del stand es la homogeneidad del producto de Castro y González, que asegura que todas las piezas tienen la misma calidad, fruto de un proceso cuidado.

El propio stand quiere reflejar ese proceso con cinco tótems donde se pueden conocer las etapas de producción de un Castro y González, donde se cuida desde la genética de  las madres, hasta el tiempo en bodega.

Así, en esta feria se presenta también el jamón “Castro y González”, un producto ibérico de alta calidad y que quiere convertirse en un referente entre los paladares más exigentes.

La presencia de Castro y González en Alimentaria 2014 será el punto de partida de la presentación de la nueva marca y del nuevo packaging acorde con la nueva estrategia de la centenaria firma.

Para los actuales responsables de la firma, Aurelio y Miguel González “la presencia en Alimentaria es para nosotros un hito, que refuerza la nueva estrategia de la compañía. Queremos que nuestra marca se conozca y se reconozca la calidad de nuestros productos. Hemos apostado en estos meses por una renovación del packaging y una renovación de la marca”. “La apuesta por un stand diferenciador es fruto de la nueva estrategia que estamos siguiendo”, apuntan los dos hermanos.

Stand diferenciador:

El espacio, diseñado por el equipo de Cul de Sac, proporciona tres ambientes para que los clientes de Castro y González puedan conocer las nuevas propuestas en materia de packaging y la nueva estrategia de la empresa de poner en valor sus productos de alta calidad.

Así, hay una zona destinada a un cortador de jamón que permitirá a los asistentes degustar el producto. También hay un espacio que acoge los cinco tótems y que permitirá a los visitantes adentrarse en el proceso de elaboración. El stand cuenta con un tercer espacio reservado, donde se podrán mantener reuniones.

Para ello el propio stand será una referencia diferenciadora en la feria que huye de espacios tradicionales y donde la marca tendrá un protagonismo predominante.

Para el arquitecto y miembro del equipo de Cul de Sac, Jorge Soriano “nuestra propuesta quiere incidir en la marca del producto, por encima de otros conceptos y elaborar un espacio diferenciador y distinto de los stands habituales en una feria como esta. Queremos darle protagonismo al proceso de elaboración y a la marca”