Se cierra la XXIX edición del Salón Gourmet que se ha celebrado en Madrid desde el pasado 13 de abril y podemos decir que estamos satisfechos de lo que hemos visto y de la participación que hemos tenido.

En esta ocasión hemos podido cortar y ofrecer nuestro jamón para su degustación, gracias a ATEM vinos y al trabajo de nuestro distribuidor en Madrid Don Finardo. Y, por supuesto, gracias al trabajo de Roberto Díez, uno de nuestros mayores colaboradores, y cortadores.

Pero el Salón Gourmet es algo más que las propias degustaciones. Se trata de cuatro días de intensa actividad en la que se suceden los concursos, las catas, los talleres y, por supuesto, las presentaciones de producto.

Los miembros de Castro y González que hemos estado presentes, hemos podido intercambiar experiencias con productores de viandas y alimentos como quesos, aceites o vinos. Y nos traemos el convencimiento de que la gastronomía española está por encima de otras circunstancias. Tenemos riqueza en sabores y producto, calidad de las materias primas, experiencia para la elaboración de dichos productos y, cada vez más, conocimiento para vender en cualquier mercado.

Y en esto de vender, escaparates como Gourmet, como la feria Alimentaria a la que acudimos por primera vez el año pasado, los eventos y acciones que desempeñamos dentro y fuera de nuestras fronteras, nos están haciendo mejorar nuestra posición.

De Gourmet 2015 nos traemos también el buen ambiente y la constatación de que la colaboración entre diferentes firmas es una acción sumatoria que nos beneficia a todos.